Los libros que no he leído | Josu de Miguel Bárcena

Josu de Miguel Bárcena | Los libros que no he leido

Dos hombres y un destino

Invariablemente, cuando mi padre afrontaba con el coche la salida de Sedano para llegar al Valle del Rudrón, en las estribaciones de la cordillera Cantábrica, siempre nos decía, “mirad, la casa de Delibes”. Era aquella una casa bien parecida, muy distinta a las que había en la zona y que, como supimos en Señora de rojo sobre fondo gris, su querida esposa Ángeles había permutado al Ministerio por un terreno comprado para tal fin en Villarcayo, también en Burgos. Su último inquilino habría sido un guarda forestal.

Continúa leyendo Los libros que no he leído | Josu de Miguel Bárcena

El nuevo orden mundial

El nuevo orden mundial

La pujanza china plantea un dilema universal: la soberanía del poder político frente al equilibrio democrático que proporcionan las leyes. De fondo, subyace un debate de ideas que se ancla en la Historia y que suscita nuevos interrogantes con el retorno de la era de los conflictos. Por un lado, la Europa legalista que sostiene los principios continentales de la Ilustración liberal y que reivindica como propios los grandes avances sociales y, por otro, una lógica de poder distinta, más estatalizada en el caso asiático, más pragmática, menos idealista, que rechaza la universalidad de los valores occidentales y pugna por liderar un nuevo orden mundial que pivote no ya en torno al Eje Atlántico, sino sobre el Pacífico, con sus cuarenta o cincuenta millones de nuevos consumidores al año.

Continúe leyendo en The Objective.

Los libros que no he leído | Luis Torras

Los libros que no he leído | Luis Torras

¿Qué libro que no he leído me ha influido más?

Mi buen amigo Dani Capó me invita con su educación y generosidad habitual a escribir sobre algún libro que, sin haberlo leído, me haya marcado especialmente. Vaya que repase mi anti-biblioteca (Taleb dixit): esos libros no leídos (por diversos motivos), y que seguramente ya no leeremos nunca, pero que están allí, algunos incluso ejerciendo una importante influencia pese a no estar leídos. En mi caso me doy cuenta de que mi libro no leído coincide con el que (seguramente) más me haya marcado. Hablo de La acción humana, el completo tratado de economía lógica de Ludwig von Mises, pensador de cabecera junto con Tocqueville, Hayek Popper.

Continúa leyendo Los libros que no he leído | Luis Torras

Los libros que no he leído | Pilar Mera Costas

Pilar Mera Costas

¿Qué libro que no he leído me ha influido más?

Cuando tenía diez años, me dieron un premio en el colegio. Satisfacción general. Banda, diploma y premio, que recitaba la madre Cristina, como un paje real de voz solemne. Siempre imaginaba un coro de soldados medievales trompeteros anunciando su aparición, pero no era una aventura caballeresca, sino la entrega de menciones de final de curso. En clase se repartían los boletines de notas y en el estudio, que lo mismo servía para representaciones, exámenes, conferencias o los ensayos del coro (con el famoso jarrón al fondo hacia el que teníamos que proyectar la voz), los diplomas. Los había de “Aplicación”, “Conducta”, “Trabajo”, “Conducta y Trabajo” y el de “Satisfacción general”. En este caso te tocaba subir sola al estrado, colar la cabeza y un brazo por la banda y quedarte muy quieta mientras te la ajustaban. Estrechar la mano de todo el equipo directivo y recibir de sus manos tu diploma y un paquete misterioso. Recuerdo la entrega como la peor parte, porque aunque era una niña sociable, incluso me solía tocar leer en público, también era razonablemente tímida y lo de tener a medio colegio pendiente de mí mientras estaba allí parada, sin hacer nada, me ponía un poco nerviosa. Por eso, a la vez que intentaba con éxito cero no ponerme como un tomate, me distraía pensando que mi banda azul y blanca era igualita a la que llevaba el rey Juan Carlos en la fotografía que presidía la sala e intentando adivinar cuál sería mi libro. Porque el paquete misterioso del premio era siempre un libro. El mío también lo fue y lo recuerdo como la mejor parte de aquella mención: la curiosidad por saber cuál sería, y la sorpresa y la alegría al abrir mi paquete ya de vuelta en mi silla. Celia en la revolución, de Elena Fortún.

Continúa leyendo Los libros que no he leído | Pilar Mera Costas

El prestigio del conflicto

El prestigio del conflicto

La posguerra europea se caracterizó por la guerra fría con la URSS y el descubrimiento de la necesidad inevitable del consenso para fortalecer la paz y la democracia. La Europa de la segunda mitad del siglo XX se construyó precisamente sobre esta búsqueda del consenso que dirimía conflictos de clase, entre naciones y también identitarios. El sueño de la Unión, de raíz tanto democristiana como socialdemócrata, facilitó esa labor. El Estado del bienestar impulsaba la cohesión social y atenuaba las diferencias entre el capital y el trabajo. Parte de este desarrollo se financiaba con la inflación, con un crecimiento enorme de la deuda y, por supuesto, con una demografía favorable.

Continúe leyendo en The Objective.

Los libros que no he leído | Manuel Toscano

Manuel Toscano Los libros que no he leído

¿Qué libro que no he leído me ha influido más?

Por deformación profesional, tendría que empezar por la pregunta que tanto gusta a los filósofos y con la que se cuenta que John Austin intimidaba a sus interlocutores o Sócrates molestaba a los suyos: ¿qué quiere decir exactamente ‘los libros que no he leído’? Pues no está tan claro cuáles son ni deberíamos suponer que existe una distinción nítida y rotunda entre los libros que hemos leído y los que no. Una forma de verlo es reconocer que el sintagma que nos propone Daniel resulta vago, lo que está lejos de ser un reproche a nuestro benemérito anfitrión. Si entendemos la vaguedad en el sentido específico de los filósofos del lenguaje, su marca más destacable es la incertidumbre en el margen: un término es vago si presenta un núcleo de casos claros a los que se aplica con seguridad y una penumbra de casos discutibles en los que no sabemos si aplicarlo o no, sin que ello se deba a nuestra ignorancia de los hechos. Por usar los ejemplos habituales, hay casos en los que no sabríamos decir si alguien es alto o joven aun conociendo su altura o su edad. A poco que nos fijemos descubriremos esos contornos borrosos por todas partes, pues la vaguedad es endémica en el lenguaje ordinario. Expresiones como ‘los libros que no he leído’, o su antónima, no son una excepción y tienen su amplia franja de penumbra.

Continúa leyendo Los libros que no he leído | Manuel Toscano