Olegario G. de Cardedal: “La pregunta por Dios y por el hombre son diferentes pero inseparables”

olegario-cardedal-entrevista-daniel-capo

Nacido en Ávila en 1934, Olegario González de Cardedal ejemplifica el valor de la teología española en este último siglo. Formado en Múnich y en Oxford, profundo conocedor de la teología centroeuropea que ha definido el pensamiento cristiano desde el Concilio Vaticano II, en la ingente obra de Olegario González de Cardedal se persigue el diálogo entre la tradición y la actualización del mensaje cristiano al lenguaje y las claves hermenéuticas de nuestra época. Merecedor del prestigioso Premio Ratzinger en 2011, Olegario González de Cardedal acaba de publicar Ciudadanía y cristianía (Ed. Encuentro), una honda reflexión sobre el vínculo que existe entre el humanismo, la ciudadanía y la cristianía. Nueva Revista digital dialoga con el autor, entre otros temas, sobre el aggionarmento de la fe, el nuevo ateísmo, los gestos proféticos de Benedicto XVI y los retos de la evangelización en una sociedad líquida y desligada.

Continúa leyendo Olegario G. de Cardedal: “La pregunta por Dios y por el hombre son diferentes pero inseparables”

Servir con la palabra

mariano-rajoy-pedro-sanchez-palabra

Decía el viejo Salustio, ilustre historiador romano, que también se puede servir al Estado con la palabra y no sólo con la acción. La importancia de las palabras, de la retórica, de un relato ajustado a la realidad y del respeto a las diferencias resulta todavía más determinante en la democracia, donde el plano ejecutivo no puede desligarse del debate parlamentario ni del consenso con la ciudadanía. Se gobierna con las palabras cuando se dice la verdad y se plantean los problemas honestamente, sin subterfugios propagandísticos. Se gobierna con las palabras cuando los dilemas políticos permean el debate social, sin dividir a los ciudadanos en campos antagónicos ni en trincheras enfrentadas. El gobierno de las palabras es el que inspira y convence de un modo constructivo, no el que utiliza su poder para separar ni crear confrontación en la sociedad. Gobernar con las palabras supone también dar ejemplo y no utilizar las pasiones gratuitamente: son el ejemplo y las palabras los que conforman el tono de un país.

Continúa leyendo Servir con la palabra

La estación de los proyectos

patrick-modiano-estacion-proyectos

En su novela En el café de la juventud perdida, Patrick Modiano se refiere al otoño como “la estación de los proyectos”. El novelista francés no percibe en él ni el rastro melancólico de la lluvia ni los primeros fríos que llegan del norte ni la alfombra cambiante de las hojas secas. O quizás sí, pero no le entristecen. “Hay electricidad en el aire de París en los atardeceres de octubre, a la hora en que va cayendo la noche” anota Modiano. “Incluso cuando llueve. No me entra melancolía a esa hora, ni tengo la sensación de que el tiempo huye. Sino de que todo es posible”.

Continúa leyendo La estación de los proyectos

La dama de Savannah

dama-savannah

¿Qué decir de una mujer que mezclaba la Coca-Cola con el café, se dedicaba a la cría de pavos y tenía por costumbre regalarle a su madre una mula? ¿Qué decir de ella cuando sabemos que es una de las escritoras más importantes del siglo XX, una mujer apartada en el tiempo –aseguraba que vivía en el siglo XIII-, lectora de Santo Tomás de Aquino y ferviente católica en pleno Bible Belt americano? ¿Qué decir de alguien que se refería a su obra como un Opus Nauseous y que afirmaba que la expresión de su cara le recordaba a alguien que hubiera olido algo especialmente maloliente?

Continúa leyendo La dama de Savannah

Ser europeo

eu-712739_960_720

El periodista de origen húngaro Arthur Koestler observó que el combate entre el populismo y la democracia no se juega exactamente voto a voto, sino en la confrontación entre una batería de convicciones engañosas y unos principios más débiles e inseguros pero verdaderos. Las convicciones populistas se nutren de la mentira y del sentimentalismo, y prosperan en un mundo que se encierra en sí mismo. Los principios democráticos, en cambio, se asientan en las sociedades abiertas, a pesar de que nunca pueden presentarse como certezas absolutas, plenas, indiscutibles, sino tan solo relativas y parciales.

Fuente: The Objective.

Artículo completo: Ser europeo.

La casa de mi vida

casa-mi-vida-daniel-capo

Hubo una época, cuando todavía estudiaba en la universidad, en la que no me molestaban las incomodidades de la vida. Por aquel entonces, soñaba con recorrer el mundo a pie como si fuera un juglar medieval. Recuerdo que, en una ocasión, dormí en un corral, rodeado de conejos, junto a una brasileña, un policía en prácticas, un novelista de San Francisco y un estudiante de medicina. En otra, dormí en una cueva, perdido en un monte del Bierzo, sin saber muy bien dónde estaba ni si lograría nunca salir de allí. Me daba igual. Por las noches contaba las estrellas y escuchaba la monótona salmodia de la hojarasca arrastrada por el viento. Y después, poco después, me dormía. No creo que el hombre necesite mucho más para ser feliz.

Continúa leyendo La casa de mi vida