La laguna Estigia

por | Oct 13, 2020 | Solar Antiguo | 0 Comentarios

Los antiguos griegos distinguían dos ríos en el abismo del Hades: uno, llamado Leteo, causaba el olvido; el otro, llamado Mnemósine, fijaba el recuerdo en la memoria, como la foto fija de una película. La realidad española se mueve entre estos dos ríos que desembocan en las aguas estancas de la laguna Estigia. Haría falta un Caronte –o, mejor aún, un fiero timonel como Palinuro– para atravesar este pantano infecto. La tentación del olvido (nunca antes habíamos asistido a una ceremonia del olvido político tan intensa y, sobre todo, tan persistente como la actual) se conjuga con la absolutización de una memoria sesgada: la de la Guerra Civil y el franquismo como causa y origen de todos los males de nuestra democracia. La unión de los dos ríos provoca una especie de parálisis asfixiante que se traduce en la esterilidad actual de la política nacional, empeñada a la vez en rememorar y olvidar, en unir y separar, en mirar hacia Europa y mirarse el ombligo, en temer al 98 y seguir a ciegas la última novedad. En el Hades, la dureza del juicio no llama a la redención, como bien sabía Sísifo, condenado a la eterna repetición de su castigo. Derecha e izquierda se enfrentan cada día con fuerzas desiguales pero con idéntico resultado: el emponzoñamiento del alma social y la ruptura de esa experiencia de lo común que hace posible la democracia.

LEER ARTÍCULO COMPLETO EN THE OBJECTIVE.

Daniel Capó

Daniel Capó

Casado y padre de dos hijos, vivo en Mallorca, aunque he residido en muchos otros lugares. Estudié la carrera de Derecho y pensé en ser diplomático, pero me he terminado dedicando al mundo de los libros y del periodismo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This