El dios invicto

por | Feb 6, 2017 | Animal Social | 0 Comentarios

Para los clásicos el sol constituía un dios invicto a cuyo paso afloraba la belleza de la luz, la vida y la muerte. Como un memento mori, su lento movimiento al surcar los cielos reflejaba el inexorable paso del tiempo para los hombres. “Mueran los soles y retornen”, le escribió el ardoroso Catulo a su amante Lesbia, “nosotros, breve luz, cuando muramos, habremos de dormir noche perpetua”.

Continúa leyendo el artículo en The Objective.

Daniel Capó

Daniel Capó

Casado y padre de dos hijos, vivo en Mallorca, aunque he residido en muchos otros lugares. Estudié la carrera de Derecho y pensé en ser diplomático, pero me he terminado dedicando al mundo de los libros y del periodismo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This