Arias Maldonado: “No es extraño que el nacionalismo sea xenófobo o el populismo nacionalista”

por | Dic 22, 2016 | Perfiles | 0 Comentarios

Foto: Fundación Juan March

Fino observador de la realidad política y ensayista de largo aliento, Manuel Arias Maldonado acaba de publicar un fascinante libro sobre la musculatura emocional de la democracia. Con una mirada culta e incisiva, el autor malagueño reflexiona en La democracia sentimental (Página indómita) sobre las tendencias de fondo que iluminan el debate político contemporáneo. En esta larga conversación con Daniel Capó para Nueva Revista, Manuel Arias Maldonado nos habla del “giro afectivo” de las ciencias sociales, el papel de las nuevas tecnologías o el futuro de la democracia liberal, entre otros muchos temas.

“Asistimos a la reaparición de viejos fantasmas políticos”, leemos en el capítulo inicial de La Democracia sentimental y usted cita algunos como el nacionalismo, la xenofobia o el populismo. Son enemigos conocidos de las sociedades libres, que reaparecen periódicamente. Antes de glosar su actualidad, me gustaría echar una mirada hacia el pasado y preguntarte por el papel de estos espectros en la historia más o menos reciente de la democracia. ¿Cuál de ellos ha jugado un papel más perverso en la configuración del siglo XX?

De alguna manera, todos ellos, aunque distinguibles en el plano teórico, se encuentran relacionados entre sí y conocen varios solapamientos. Todos ellos diseñan un “nosotros” enfrentado a un “ellos” y dibujan una sociedad ideal debidamente depurada de sus elementos tóxicos: ya sea el Estado opresivo, los extranjeros o la oligarquía. Y no es extraño que el nacionalismo sea xenófobo o el populismo nacionalista. Todos ellos, pues, implican un ejercicio agudo de tribalismo moral. Si echamos la vista atrás, quizá el nacionalismo haya sido el fenómeno más pernicioso de los tres, aunque solo sea por su capacidad para integrar a los otros dos.

Fuente: Nueva Revista.

Entrevista completa“No es extraño que el nacionalismo sea xenófobo o el populismo nacionalista”.

Daniel Capó

Daniel Capó

Casado y padre de dos hijos, vivo en Mallorca, aunque he residido en muchos otros lugares. Estudié la carrera de Derecho y pensé en ser diplomático, pero me he terminado dedicando al mundo de los libros y del periodismo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This