Somos lo que leemos

por | Abr 5, 2016 | Política | 0 Comentarios

La noticia de que el gobierno británico va a regalar a todos los alumnos de su país, que tengan entre once y doce años, un microordenador coincide con otra información –esta vez de la BBC– en torno a la crisis soterrada de las bibliotecas públicas. Sólo en los últimos cinco años han sido despedidos 8.000 bibliotecarios en el Reino Unido y han cerrado unos 350 establecimientos. El desplazamiento hacia lo digital acelera las transformaciones con el consiguiente declive de los oficios tradicionales. Pero, si pensamos en el espacio estricto de nuestra cultura, nos daremos cuenta de que ésta depende en gran medida de los libros que hemos leído. La lectura amplía el ámbito de nuestros conocimientos y abona con creces el campo de cultivo de la sensibilidad. Al leer, nos insertamos en una tradición que confía en la experiencia humana y sabe que el auténtico valor de cualquier tradición, como señala Coetzee, consiste en ser sometida a prueba diariamente. En este sentido, el cierre de las bibliotecas nos habla de otros eclipses: para empezar, el de la capacidad de atención, el del diálogo con el pasado y, en última instancia, el de todo aquello que vagamente podemos denominar “inteligencia lingüística”.

Fuente: The Objective.

Artículo completoSomos lo que leemos.

Daniel Capó

Daniel Capó

Casado y padre de dos hijos, vivo en Mallorca, aunque he residido en muchos otros lugares. Estudié la carrera de Derecho y pensé en ser diplomático, pero me he terminado dedicando al mundo de los libros y del periodismo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This