Kennan: cuando la política era inteligencia

El 30 de agosto de 1976, George Kennan, exembajador estadounidense en Moscú, viajó a Washington para comer con Henry Kissinger. En sus diarios, anotó que éste le había confesado su fracaso “en el intento de introducir alguna profundidad de concepto y de sutileza en la diplomacia americana”. Escéptico, pesimista y conservador, Kennan seguramente sonrió aquel día. “Kissinger –prosigue– es un hombre sabio, cultivado y de conversación agradable”. Y apostilla: “Estamos básicamente de acuerdo, sobre todo en lo que concierne a la mentalidad militar y a su influencia sobre la política”.

Extracto del artículo publicado en ABC. Puedes seguir leyendo aquí.

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s