‘Verdad y mentira en la política’, Hannah Arendt ante el totalitarismo

En De civitate Dei, Agustín de Hipona se preguntaba qué distingue al Estado de «una banda de ladrones a gran escala» si no es un sentido de la justicia y del Derecho. Muchos siglos más tarde, la filósofa alemana Hannah Arendt se planteó cuestiones similares en este breve libro que acaba de publicar entre nosotros Página Indómita, titulado Verdad y mentira en la política. El volumen reúne dos ensayos que se vertebran en torno a la peliaguda relación entre verdad y mentira en el uso del poder. Al igual que en la lectura platónica que propone Leo Strauss, Arendt sabe que, hoy como ayer, «el hombre que dice la verdad pone su vida en peligro»; pero tampoco ignora que una política desligada de la verdad se corrompe desde dentro y termina convirtiendo al Estado en una maquinaria que destruye el Derecho.

Continúe leyendo el artículo en ABC Cultural.

Lo posible y lo imposible

La negociación solo admite el registro de lo posible. Se diría que es la principal garantía del respeto a la libertad frente a todo tipo de abusos: la ruptura de las leyes y las ideologías utópicas, la confusión banal entre democracia y plebiscito o la pulsión de un deseo falto de límites. La idea misma de diálogo, de acuerdo y de consenso forma parte del mejor legado que recibimos de los padres de la democracia y que ahora, como sucede con tantas otras cosas, se ha visto vapuleada por la retórica pedestre de los populismos.

Continúe leyendo el artículo en The Objective.

Los libros que no he leído | Jordi Nopca

¿Qué libro que no he leído me ha influido más?

Me resulta prácticamente imposible –quizá por la deshonestidad que conllevaría– escoger un único libro de Georges Simenon de entre su abultada producción que aún no haya leído y, sin embargo, me haya influido. Tiene que ser una influencia global y borrosa, imposible de detallar pero, aún así, tangible. El autor belga escribió casi doscientas novelas entre 1931 y 1972: fueron cuarenta años de creación frenética a los que cabe añadir una última década de volúmenes autobiográficos que finalizan con ‘Mémoires intimes’ (1981), más de mil páginas con algunos de los pasajes más espeluznantes de la obra de Simenon (véase los capítulos dedicados a su hija Marie-Jo, que acabó suicidándose a los 25 años). Las cifras que presenta Simenon son excepcionales: es autor de más de 30.000 páginas, cuenta con más de 3.500 traducciones y ha vendido más de 550 millones de ejemplares de sus novelas; incluso como explorador recalcitrante de ‘meublés’, sus amantes de pago –superaban a las 10.000, según el autor– son difícilmente igualables.

Continúa leyendo Los libros que no he leído | Jordi Nopca

1Q84

En alguna ocasión he afirmado que el éxito de Haruki Murakami se debe al fundamento postmoderno de su sensibilidad y no a la calidad literaria de su obra. Escritor de culto – recordemos que el mítico The New Yorker lo ha encumbrado a él, a Alice Munro y al irlandés William Trevor, como los referentes absolutos de la literatura de hoy -, las novelas de Murakami se acercan peligrosamente a la concepción líquida que un sociólogo como Zygmunt Bauman tiene de la realidad. Sus libros hipnotizan y decepcionan a la vez, casi como un espectáculo pirotécnico de costosa factura. El carácter de sus protagonistas se asocia a la fragilidad cambiante de un mundo que pone en duda la frontera entre lo real y lo irreal. Paisajes urbanos, personajes cultos y solitarios, banda sonora de jazz, gotas de sexo y de alcohol –siempre muy mesurado- y la necesidad perentoria de amor conforman el cóctel de una obra marcada por el éxito de popularidad. Tusquets publica ahora los dos primeros libros de su trilogía 1Q84, de la que en Japón se han vendido millones de ejemplares.

Continúa leyendo 1Q84