Los libros que no he leído

Mañana damos inicio a una nueva sección en el blog con el título #LosLibrosQueNoHeLeído. Cada viernes un invitado responderá a una única pregunta que encierra una aparente contradicción. La pregunta dice así:

¿Qué libro que no he leído me ha influido más?

Las respuestas pueden ser múltiples e incluso negativas, pero siempre interesantes. Aunque nuestra cultura se mide de acuerdo con el perímetro de nuestras lecturas, por debajo de las mismas late todo aquello que desconocemos pero que aún así se dirige hacia nosotros, nos señala y nos plantea interrogantes. Algunas radicales. Otras no tanto. Dejarse cuestionar por lo que desconocemos forma parte del misterio de la vida.

Gabriel Magalhães: “Los portugueses, de cuando en cuando, volvemos a ser los hermanos siameses de los españoles”

La biografía del escritor portugués Gabriel Magalhães, nacido en Angola en 1965, sustancia como pocas el latido doble del espíritu ibérico, entre Portugal y España. Se crió de niño en el País Vasco, se doctoró en Salamanca, es profesor en la Universidad de Beira Interior, en Covilha y, recientemente, se ha acercado con fascinación a la gran cultura catalana. En su último libro, Los españoles (Ed. Elba), reflexiona sobre nuestro país desde la fascinación por su complejidad.

Continúa leyendo Gabriel Magalhães: “Los portugueses, de cuando en cuando, volvemos a ser los hermanos siameses de los españoles”

El aroma salvaje

A mediados de los años veinte, en un artículo para el Frankfurter Zeitung, el escritor Joseph Roth observaba que la vieja Rusia zarista había llegado a Europa con sus exiliados mucho antes de que “ninguno de nosotros hubiera visitado la nueva Rusia”. Roth no romantizaba al respecto. En su juventud había coqueteado con el comunismo y conocía a la perfección el rostro engañoso de la utopía. Por aquellos años, Roth ya era el periodista mejor pagado de Alemania –y lo fue durante algún tiempo–, un novelista de prestigio incipiente y un hombre que empezaba a mostrar signos de depresión. Su pesimismo distaba entonces de ser apocalíptico, aunque sabía que, tras la destrucción del Imperio Austrohúngaro, el futuro de los judíos no iba a ser fácil.

Fuente: The Objective.

Artículo completo: El aroma salvaje.