El mundo de la aceptación

De las pasadas elecciones autonómicas y municipales me quedo con la idea de que el Partido Popular ha entrado en “el mundo de la aceptación”. El concepto se lo debemos a un novelista inglés indispensable, Anthony Powell, que cifraba en estas palabras el paso del mundo idealizado de la juventud a la serena aceptación de la realidad. La travesía del desierto del PP ha sido larga y, a menudo, lastrada por la estupidez y el lamento inútil. Han tenido que lidiar con la corrupción en el seno de su propio partido y con el despropósito de una lectura delirante de su derrota electoral en 2004. En tanto, Mariano Rajoy vivía inmerso en la indefinición: hablo de carácter y hablo de ideología. Tenido por conservador y cortesano, quizás escuetamente católico, ocho años más tarde esta descripción le hace poca justicia. Con una tranquilidad pasmosa Rajoy ha ido marcando distancias con el aznarismo, convencido de que ya no le debe nada a nadie. Tras su victoria electoral del pasado 22-M, el PP ha entrado en esa edad de la aceptación de la que hablaba Powell. Quiero decir que ahora tendrá que gobernar y ofrecer soluciones, formar equipos y afrontar los problemas. Hablo una vez más de carácter y de ideología, de capacidad y de inteligencia. Hablo, claro está, de futuro.

Continúa leyendo El mundo de la aceptación