Las últimas cartas de Tomás Moro

“El hombre puede ser libre en cualquier época, si sigue su conciencia” escribió el vienés Stefan Zweig poco antes de suicidarse en su exilio del Brasil. Zweig reflexionaba de este modo sobre la figura de Michel de Montaigne, autor de los célebres Essais y uno de los padres fundadores de la conciencia moderna. Hablo de la conciencia moderna y pienso en la autonomía del hombre frente a la tiranía del poder o del fanatismo ideológico. El propio Zweig recuerda que la época  de las grandes persecuciones religiosas en el occidente europeo “no perturbó la claridad ni el humanismo de un Erasmo o de un Montaigne”. Se olvidó, sin embargo, de citar a Tomás Moro, el gran amigo de Erasmo de Rotterdam. Y ese olvido resulta inexcusable puesto que, en el caso de Moro, la conciencia deviene una cualidad trágica: el testimonio ejemplar de que ningún poder puede someter la libertad del alma que busca ser fiel a su verdad.

Continúa leyendo Las últimas cartas de Tomás Moro