Un sol ártico: Ernst Jünger en Mallorca

ERNEST jUENGERAl llegar en tren a Wilflingen, la niebla cubría los bosques de abetos y de hayas. El aire era cortante, frío. De repente, escuché que un hombre decía en alemán: “la caza sutil también se practica con las piezas mayores”. Me sonreí. Aquel anciano debía de conocer la obra de Jünger, pues el escritor alemán llamaba “caza sutil” al arte de coleccionar insectos. Pero no le dije nada. Pensé que tampoco Jünger – distante y aristócrata – se hubiera dirigido a él. “Con el paso del tiempo – me había dicho la noche anterior el Dr. Nicolai Riedel, del Deutsches Literaturarchiv en Marbach –, hemos aprendido a valorar a Jünger más como un fenómeno histórico que como un peligro ideológico”. Ahora no sé si estaría de acuerdo con esas palabras, aunque creo que las entiendo: Ernst Jünger ya no provoca miedo en Alemania, donde fue un escritor odiado por la izquierda e incomprendido por el conservadurismo social-cristiano de Adenauer. De ahí que se pueda interpretar su obra en clave histórica, sin duda – la época, digo – una de las más sombrías de Europa.

Continúa leyendo Un sol ártico: Ernst Jünger en Mallorca