Memorias de Adriano

Adriano: Imperio y Conflicto es el título que el British Museum ha dado a su última exposición, en la que se recrea la vida y la época de uno de los grandes emperadores romanos. Nacido en Itálica, cerca de Sevilla, Adriano gobernó durante 21 años – del 117 al 138 d.C – sobre un Imperio que se extendía de Siria a la frontera escocesa, del sur de Alemania al Sahara. Pertenecía a la elite española, más que a la romana; esto es, a una aristocracia con profundas raíces en la periferia, lo cual le condujo a descentralizar el Imperio. Su helenofilia, en palabras de Thorsten Opper, sentó las bases de la transformación de Roma en Bizancio, que perduraría hasta la conquista musulmana de 1453. Fue un emperador llamado al éxito, capaz de recuperar la economía de las provincias, ganar guerras, rediseñar las ciudades y escribir poemas. Desde un punto de vista estrictamente político, resulta asombroso comprobar -como nos recuerda el catálogo en la presentación- que la primera decisión de Adriano fue sacar las tropas romanas del actual Iraq y que, de hecho, los principales conflictos con los que tuvo que lidiar sucedieron en regiones – los Balcanes, Mesopotamia, el Caucaso o Israel – que siguen siendo zonas en conflicto, como si la historia careciera de dinamismo.

Continúa leyendo Memorias de Adriano